5 Ideas para mejorar más rápido como Artista

//5 Ideas para mejorar más rápido como Artista

5 Ideas para mejorar más rápido como Artista

En este artículo quiero compartirte algunas ideas para mejorar más rápido, tanto sea para dibujar o pintar.

Todo lleva tiempo y paciencia, y se lo frustrante que puede ser cuando no vemos ningún progreso en nuestro arte ni en las cosas que estamos aprendiendo.

Me acuerdo que cuando me compré la tableta gráfica y me puse a dibujar algo en Photoshop, me resultaba todo tan difícil que me terminaba desmotivando. También cuando quería pintar algún paisaje o escenario de fantasía y veía que había una gran brecha entre lo que mi mente se imaginaba y lo que terminaba sobre el canvas (que era un verdadero desastre). Luego de algunos años de práctica, de hacer cursos online y de ver tutoriales, no solo fui mejorando de a poco, sino que también empecé a desarrollar un método para aprender más rápido.

Y todas estas ideas que fui practicando son las que quiero enseñarte en este post. Ambas son aplicables me parece al dibujo y pintura tanto tradicional como digital.

Vamos a comenzar.

#1 Realiza estudios de maestros (master studies)

Este es uno de los ejercicios más fructíferos desde mi punto de vista. Realizar un master study significa elegir una pintura de un gran maestro y luego al lado, tratar de reproducirla estudiando elementos específicos.

En general suelo realizar tres tipos de master studies:

  • En valores (blanco y negro), donde a su vez me enfoco en estudiar la composición (entre 15 y 40 minutos cada estudio)
  • En color, donde la idea es mejorar el uso del color (entre 15 y 40 minutos cada estudio)
  • Un estudio completo, donde se aprende a reproducir lo mejor posible la pieza original. (entre 3 y 9 horas cada estudio)

La idea de estos ejercicios no es copiar, sino tratar de meternos en la cabeza del artista y pensar de la misma manera (o parecido). Es decir tratar de entender qué quiso hacer, cómo organizó los elementos en el cuadro, que tipo de composición usó, cuales fueron los colores elegidos o cosas más sutiles como entender el tipo de pincelada, trazo o marca realizada sobre el lienzo.

Estos estudios los realizo siempre pensando en pinturas (ya que me gusta sobre todo los paisajes), pero también podés hacer master studies de ilustraciones por ejemplo y si te gusta el diseño de personajes, entonces ver cómo el artista usaba las formas y el diseño o sino el trazo del lápiz, etc.

Con los estudios de maestros se pueden estudiar cosas como la iluminación, luz y color, texturas, trazos, formas, composición, temática, clima, etc.

La idea es que elijas uno o dos elementos a estudiar y luego hagas el ejercicio a conciencia.

Cuántos más estudios realices, más cosas vas a ir incorporando con el tiempo.

Por eso, podés elegir los artistas que más te gusten (en lo posible que sean antiguos o muy reconocidos), y luego elegir algunas obras o dibujos para estudiarlas.

Por ejemplo en cuanto se refiere a paisajes a mi me gustan estos artistas:

  • Edgar Payne
  • Clyde Aspevig
  • Richard Schmid
  • Winslow Homer
  • Thomas Moran
  • James Reynolds
  • William Wendt

Pero también si te gustan otras temáticas podés elegir grosos como:

  • Joseph Leyendecker (excelente uso de las formas)
  • Frank Frazetta
  • James Gurney
  • Bill Watterson
  • Norman Rockwell
  • Aubrey Beardsley

#2 Aprender los fundamentos

Hacer master studies no es suficiente, porque también es necesario saber y practicar los fundamentos, es decir el conocimiento estructural que es la base de todo.
Una de las maneras de dibujar o pintar más sólido es justamente tener los fundamentos bien aceitados y aprendidos, porque sino vas a seguir dibujando distintas cosas, cometiendo los mismos errores.

Los cuatro o cinco fundamentos que te recomiendo que aprendas son los siguientes:

  • Anatomía humana y estructura del cuerpo (si te gusta sobre todo hacer retratos o diseño de personajes). Esto sería entender el esqueleto, los músculos y cómo dibujar y articular las distintas partes del cuerpo. Es un aprendizaje de por vida, pero vale la pena aprender de a poco.
  • Escala de valores (manejo de blanco, negro y grises)
  • Luz y color
  • Perspectiva y volumen
  • Formas (aplicable a todo, desde diseño de personajes, arquitectura y paisajes)
  • Bordes (suaves y duros, especialmente aplicable a pintura)

Entonces si querés practicar algo específico podrías comenzar a preguntarte cuál sería el conocimiento esencial que necesitás aprender para pasar al próximo nivel.

Lo bueno de aprender los fundamentos es que luego lo podés aplicar a cualquier medio o técnica (y solo te quedaría aprender la técnica específica)

Conociendo la base del dibujo y la pintura, vas a poder hacer las cosas bien ya sea en Photoshop, dibujando con lápiz y papel o pintando con acuarelas. Porque el dibujo y la pintura que hagas va a ser cada vez más sólido.

#3 Enfocarte en un tema durante un tiempo determinado

Me acuerdo que antes abría mi Sketchbook y todos los dibujos o garabatos eran completamente distintos. No había ninguna coherencia entre los dibujos y lo que me estaba dando cuenta es que luego de llenar hoja tras hoja, no veía una mejora sustancial en mi arte. Descubrí entonces que un cambio que podía hacer, era empezar a focalizarme en un determinado tema, y hacer dibujo tras dibujo hasta perfeccionarlo.

Si por ejemplo estás estudiando anatomía humana, una sugerencia es que agarres un tema determinado y lo desarrolles durante una semana. Entonces cada día vas a dibujar en tu sketchbook algo que te hayas comprometido a practicar.

Te doy algunas ideas de referencia:

Podés dibujar durante los próximos 7 días alguna opción de las que siguen

  • 100 manos
  • 100 cabezas
  • 50 piernas
  • 50 brazos y torso
  • 100 figuras completas estudiando el gesto y la postura

Luego en la semana dos, seguir con otra opción y así sucesivamente durante un mes o el tiempo que quieras.

Te aseguro que si haces esto, vas a mejorar. Te lo prometo.

Para comenzar podés leer un libro, ver un tutorial o lo que sea, para aprender los fundamentos de “cómo se dibuja x” y luego llevar ese conocimiento a la práctica.

Dibujás una mano, hacés otra y comparás, luego una tercera y vez que mejoraste, y así sucesivamente hasta hacer 50, 100, 200, etc.
El análisis y la repetición te va a llevar a mejorar.

Esto mismo que puse de ejemplo con la anatomía humana, la podés practicar con otros temas según lo que quieras dibujar y mejorar.

Ejemplo: si tu idea es mejorar composición, podés hacer estudios de maestros durante siete días (como propongo en mi curso de Paisajes Digitales) o bien hacer thumbnails rápidos desde la imaginación, pero hacer en cantidad uno tras otro.

Si tu meta es dibujar mejor árboles, podés tratar de estudiar fotos de referencias y luego dibujar 10, 30, 100 árboles durante una semana.

Luego pasar a rocas, nubes, vehículos o lo que quieras aprender.

Para mi la clave de todo esto es practicar a conciencia un tema determinado durante un tiempo determinado y de esta manera vas a perfeccionar un área de tu arte. (hay tantas cosas por aprender que sino se nos hace demasiado abrumador).

Por eso el foco e ir de a un paso a la vez, de a poco nos trae grandes recompensas.

#4 Análisis, autocrítica y feedback externo

Esto es fundamental para aprender especialmente si estás por tu cuenta. Cuando uno va a un curso presencial o a una escuela de arte, por lo general hay un profesor, profesora o guía que nos va corrigiendo. ¿Pero qué pasa cuando no tenemos a una persona que nos de una devolución de nuestro trabajo para que podamos mejorar?

Acá es cuando necesitamos incorporar análisis a nuestro trabajo. Es decir, detectar aquellas cosas que necesitamos mejorar, trazar un plan de acción y pulir nuestros errores. Además del análisis debemos ser autocríticos para ver en qué áreas necesitamos mejorar y finalmente es necesario contar con feedback adicional de otras personas.

Por ejemplo podés compartir tu trabajo en algunos grupos de facebook, foros o comunidades para que la gente opine y te de su punto de vista y de esta manera contar con una orientación adicional.

#5 Ve despacio sin apurarte y desarrolla tu disciplina

La paciencia y la disciplina es una de las cosas más importantes que agrupa a todo lo anterior. Ser buenos en algo lleva tiempo. Meses, años, una vida.

Todo depende de cuánto querés mejorar y hasta dónde querés llegar. Vas a necesitar armarte de paciencia porque el camino no es fácil y practicar los ejercicios lleva tiempo y constancia. Todos queremos ser buenos en algo, pintar y dibujar como tal o cual, y ser expertos en nuestro campo. Me acuerdo que cuando estaba haciendo un curso online, me apuraba constantemente para hacer y terminar los ejercicios.

También me pasaba que quería postear algo a Instagram y me terminaba de apurar para subir algo en el día.

Lamentablemente estas cosas juegan en contra hoy en día. El mundo va tan deprisa que no nos tomamos el tiempo siquiera de leer un artículo porque no tenemos paciencia o energía para eso.

Me imagino que cuando antes leiste lo de dibujar 100 manos, quizás te dio escalofríos de solo pensarlo. Y es completamente normal porque a mi también me parece un montón.

Pero también la verdad es que si por ejemplo hoy en día, estoy dibujando o puedo pintar lo que pinto, es por la cantidad innumerable de estudios de maestros que realicé y sigo realizando hasta el día de hoy.

Por eso te repito, armate de paciencia, hacé los ejercicios que tengas que hacer despacio, y de a poco cada día, estarás un paso más adelante.

#Idea Bonus: Un poquito todos los días

Y finalmente para terminar el artículo quería comentarte la importancia de hacer un poco todos los días. Si estás estudiando en la universidad o con un trabajo que te quitar casi todo el tiempo de tu vida, te aliento al menos para que dibujes unos 15/30 minutos por día.

Lo ideal sería poder dedicarle una dos horas diarias, pero bueno eso ya dependerá de tu situación particular.

También y si sobre todo estás comenzando un último consejo es que trates de trabajar una temática determinada durante medio año o un año. Se que quizás te gustaría pintar manga, crear personajes, dibujar animales y criaturas fantásticas, pintar castillos, hacer paisajes o crear vehículos. Pero bueno quizás son demasiados temas y te vas a terminar abrumado.

Podés focalizarte un año en aprender paisajes y escenarios de fantasía, otro año anatomía humana, etc. Son solo ideas para estar más centrado en algo y por ende como una mira láser poner un objetivo claro para progresar y mejorar como artista.

By |2018-07-26T18:13:40+00:00julio 26th, 2018|Artículo|0 Comments
Ir a la barra de herramientas