fbpx

Atravesando los momentos difíciles – Reflexiones sobre el COVID-19

//Atravesando los momentos difíciles – Reflexiones sobre el COVID-19

Atravesando los momentos difíciles – Reflexiones sobre el COVID-19

En la cena de fin de año nunca pensé que el mundo iba a cambiar de manera tan drástica y en tan poco tiempo. Y creo que casi nadie (salvo Bill Gates y algunos videntes) se imaginaron un escenario similar de lo que podía llegar a pasar en este 2020.

El Coronavirus está haciendo estragos en todo el planeta. Está afectando la vida de cientos de miles de personas tanto en el plano de la salud como en lo económico.

No se cual va a ser el desenlace de esta pandemia mundial, pero en este artículo quiero compartirte algunas reflexiones que tengo sobre toda la situación general y pensar de qué manera se puede sobrellevar estos momentos difíciles de tanta angustia e incertidumbre.

En primer lugar quiero decirte que te cuides donde quieras que estés. Y esto lo podés hacer de la siguiente manera:

  1. Quedándote en tu casa y saliendo lo menos posible. Y si es para hacer las compras, que trates de ir lo menos posible al supermercado (yo por lo pronto estoy tratando de ir una vez por semana). Una de las pocas formas que tenemos ahora para combatir este virus es mediante el aislamiento y si nos quedamos en nuestra casa vamos a estar cuidando de nosotros mismos y cuidando también a los demás
  2. Extremando medidas de higiene: Lavándote las manos más seguido, limpiar tu hogar y objetos regularmente (picaportes, llaves, billetera, celular, teclado de la computadora) y limpiando las cosas que traigas de afuera (botellas, latas, etc). Personalmente y según cada caso utilizo agua con detergente, jabón, alcohol, lavandina, etc. Algo adicional sería dejar un calzado separado para salir y dejarlo al lado de la puerta cuando entrás.

En segundo lugar vamos a pasar a las reflexiones, comentarios sobre lo que siento, pienso y creo que uno puede hacer. 

Reflexión espiritual

Como escuché a un par de personas decir, creo que el mundo necesitaba un descanso y más específicamente el planeta se tomó un descanso de nosotros.

No se que pensás o cómo lo percibís, pero yo creo que el ritmo de vida del mundo contemporáneo es una locura (especialmente cómo se vive en las ciudades). Todo acelerado, frenético, siempre pensando en lo material, etc. Y encima el ser humano que se empeña en destruir el planeta y contaminarlo.

Entonces creo que un día el planeta, el universo o como quieras llamarlo dijo “basta”

Y este virus es un especie de aviso de que hay que parar.

Quizás cuando esto pase, va a seguir todo igual. Vamos a retomar nuestras rutinas, y el mundo va a seguir acelerado y frenético. Pero pienso que esto ya es un aviso que hay que tener muy en cuenta.

Estará en los líderes mundiales y en la gente, en ver que se hace con esto que nos está tocando vivir y qué habría que cambiar a futuro.


Mi situación personal

Si mal no recuerdo el 19 de Marzo el presidente decretó la cuarentena nacional en la Argentina hasta el 31 de Marzo. Y el 30 de Marzo anunció su extensión hasta finalizar Semana Santa (vamos a ver qué pasará luego)

Recapitulando un poco: Con Dani nos tomamos vacaciones del 25 de Febrero y volvimos a Buenos Aires el 9 de Marzo. Anduvimos por la Patagonia y medio que a partir de nuestro regreso nos empezamos a aislar viendo cómo venía la mano. Es decir que a partir del 11 de Marzo ya salimos lo menos posible (solo para hacer las compras)

Hoy por hoy estamos bien (respetando la cuarentena en el departamento). Y nuestras familias también se encuentran bien por lo que agradezco diariamente por eso.

Ambos ya veníamos trabajando desde acá, por lo que estar en casa todo el día no nos repercute tan negativamente como por ahí afecta a otras personas.

Es decir que la rutina es similar a como era antes de que empiece todo esto.


¿Cuáles son mis miedos?

Tim Ferris en su libro de “La semana laboral de 4 horas”, dice en una parte que hay que definir nuestros miedos. Es una manera de conocernos mejor a nosotros mismos y plantear distintos escenarios de lo que puede llegar a pasar. Te comparto mis miedos en orden aleatorio y te invito a escribir los tuyos.

  • Que mi familia / amigos o alguien conocido se contagie
  • Que Dani o yo me contagie
  • Que la situación en el país se descontrole con el número de casos de contagiados y se colapse el sistema de salud.
  • Que no se pueda detener la epidemia en el mundo en el mediano plazo (es decir que haya un rebrote y no se pueda controlar la situación)
  • No saber cuando va a pasar todo esto (incertidumbre total)
  • No saber qué va a pasar a nivel país con la economía (que haya más inflación, despidos, cierre de empresas, mayor pobreza)
  • No saber qué va a pasar a nivel personal con los ingresos y si voy a poder pagar los impuestos, los gastos mensuales, etc.

Y la lista de miedos puede aumentar o reducirse según el día. Tengo momentos donde estoy tranquilo y otros momentos donde me invaden más preocupaciones.

Noto que cuando veo más televisión, reviso el twitter y estoy expuesto a las noticias, más preocupado estoy. Por eso si bien al principio estaba todo el dia mirando las noticias y revisando el teléfono, ahora trato de hacerlo un poco menos. (un poco a la mañana, al mediodía y noche)


¿Cómo es el día a día en cuarentena?

Como dije anteriormente mi rutina se mantiene similar a como era antes.

Me levanto, tomo mate y me pongo a trabajar. 

Y con la cuarentena estoy aprovechando para:

  • Mejorar la técnica al momento de pintar
  • Crear más arte
  • Hacer ejercicio en casa. Me bajé una app y estoy haciendo Yoga que nunca había hecho y también un poco de ejercicio con mancuernas.
  • Leer algo distinto

Por el momento no me llegué a “aburrir” o tener momentos de angustia fuerte. En general estoy bien, de buen ánimo y tratando de ocupar el tiempo haciendo cosas que me hagan bien. Pienso en la gente que verdaderamente está mal o que está atravesando un momento muy difícil y ahí miro todo con otra perspectiva.

¿Vos cómo te estás sintiendo?

 

¿Qué va a pasar en las próximas semanas / meses?

No lo sabemos y esperemos que esto pase pronto. Es difícil imaginar cómo va a quedar configurado el mundo después de esto. Yo creo que van a cambiar las economías mundiales, la situación económica de la gente va a ser más endeble, va a aumentar la pobreza y creo que el panorama no pinta muy bien que digamos. La situación es muy compleja y tanto el sistema de salud como la economía en este momento está en una posición muy frágil. Es decir, esto nos afecta a todos.

¿Qué podemos hacer hoy mismo?

Para ir finalizando el artículo, te comparto algunas ideas, sugerencias de cosas que podemos hacer para atravesar estos momentos difíciles:

  • Como dije al comienzo del artículo, primero cuidarnos nosotros y cuidar del resto.
  • Después estar en contacto (por teléfono, email) con nuestros seres queridos, familiares y amigos y ver cómo andan.
  • Agradecer por lo que tenemos. Más allá de nuestra situación actual, siempre pienso en las personas que están peor. Que perdieron algún familiar, que están enfermos, en aquella gente que no tiene plata para comer o en la gente que no tiene un lugar para dormir o condiciones mínimas de higiene.
  • Dejar la queja a un lado. A veces nos quejamos por pavadas y dejamos de ver que realmente hay gente que la está pasando mal. Y esto va más allá de la pandemia. Es siempre. Hay que dejar de quejarse.
  • Ocupar el tiempo con cosas que nos hagan bien (leer, crear arte, escuchar música, escribir, hacer ejercicio, etc)
  • Vivir más el día a día y ver que va pasando. Tratar de no ser super catastróficos pero tampoco tener optimismo irrealista.

 

Agradecimiento eterno

Quiero agradecer a todos los médicos y personal de la salud de todo el mundo que lo están dando todo para combatir esta pandemia. Ellos están en la primera línea de batalla, viviendo momentos críticos, con jornadas de trabajo larguísimas y expuestos todo el tiempo a ser contagiados. Los considero unos héroes.

Luego agradecer a toda la gente que ayuda desde su lugar y aporta su granito de arena.

Esto lo vamos a superar actuando todos juntos.


Reflexiones finales

Como dije al principio para mi esto es un aviso. El mundo necesitaba parar y el planeta necesitaba un descanso del ser humano. Y nos lo hizo notar de manera categórica.

Este es un momento histórico que recordaremos por siempre. Me acuerdo cuando vi en las noticias por primera vez que en China había un virus. Y mucha bola no le di al principio (total está en China, allá lejos)

Hoy el Coronavirus afecta a más de 170 países.

En Europa está haciendo desastres. En Estados Unidos también. Y en Latinoamérica está creciendo. En la Argentina estamos esperando el pico de contagios para dentro de unas semanas.

Siento que siempre queremos tener esa sensación de control. De estar al mando de nuestra vida y de nuestro destino. Y creo que si bien podemos decidir qué hacemos con nuestro tiempo, la vida nos va marcando también un camino que hay que seguir. Es como que no se puede luchar contra la corriente del agua y en algún momento nos tenemos que dejar llevar por los acontecimientos que nos van pasando.

Hay miles de situaciones distintas que se están dando día a día. Gente varada que no puede volver a su país, médicos que se enferman, personas que no cumplen con la cuarentena, personas que se recuperan del Coronavirus y vuelven a sus hogares, personas que no pueden velar a algún familiar fallecido. También hay situaciones de solidaridad y acciones especulativas de muchos.

Es en estos momentos donde se expone lo bueno de una persona o lo malo. El que piensa en los demás y toma conciencia de lo que está pasando y trata de ayudar o por el contrario el que se caga en todo, sigue en la suya y no le importa nada.

Para finalizar te comparto algunas preguntas:

  • ¿Qué podemos aprender de todo esto?
  • ¿Qué podemos cambiar ahora y luego?
  • ¿Cómo podemos ayudar desde nuestro lugar? (si es que se puede hacer algo)


Gracias por leer el artículo, te deseo mucha fuerza! Y espero que te encuentres bien.

By |2020-03-31T15:06:49-03:00marzo 31st, 2020|Artículo|0 Comments
Ir a la barra de herramientas